martes, 23 de julio de 2013

Telefónica de España y su forma de hacer negocios

Hace unas horas ha saltado la noticia de que Telefónica de España ha comprado E-Plus, filial alemana de KPN por unos 5.000 millones de euros y acciones de la filial alemana.
Logo-Telefonica-Deutschland-weiss-384x216E-Plus Logo ohne Claimkpn_logo_2
Noticia que contrasta con la de que hace unos día Telefónica ha vendido, mejor dicho mal vendido, su filial Irlandesa (O2 Ireland) por 850 millones de euros,  en donde es la segunda operadora con el 27% del mercado y creciendo... Supuestamente para reducir la deuda de Telefónica. Ahora van y pagan un sobreprecio por esta. Así tienen un agujero de 51.259 millones de euros en sus cuentas. Por encima apuestan por el mercado alemán, un mercado muy maduro y por tanto muy poco rentable en lugar de apostar por mercados más pequeños y donde aunque ya también asentados, aun hay opciones para incrementar ingresos (y con ellos beneficios).
Sinceramente, esta gente yo no se donde aprendieron un mínimo de economía y ya no digamos de gestión de empresas. Porque esto de abandonar negocios donde el margen de beneficios aun es muy atractivo, por negocios donde el margen ya es mínimo y sin esperanzas de que crezca, al menos ni a corto ni medio plazo… pero siguen haciendo falta grandes inversiones en infraestructura.
Es que van a contracorriente, precisamente AT&T, la operadora de Carlos Slim, etc se están fijando en Europa, porque las telecos europeas están a precio de saldo, ya que están hiperendeudadas por su inversión en redes que no son capaces ya de pagar y aun tienen que seguir endeudándose más. Un ejemplo es con las redes 4G, que requieren unas inversiones muy grandes en actualizar antenas, equipamiento electrónico, pago de uso de frecuencias, etc. El problema es que, al final, la gente no está dispuesta a pagar más por usar una red 4G... Aunque en algunos países han apostado por esa vía, incluso en España Vodafone apostó por esa vía y las últimas declaraciones de responsables, parecen indicar que podrían cambiar de estrategia para no darse un porrazo. El motivo es que Yoigo y Orange no cobrarán por el uso de redes 4G, aunque la segunda solo dejará uso de redes 4G a los clientes con tarifas más abultadas.
Hace ahora 10 años hicieron otra inversión brutal en las redes UMTS (3G) que aun ni tiene amortizado el 50%, ya no digamos las versiones actualizaciones de esas como la HSPA+... Cuando las redes 3G empezaron a generar dinero hace apenas 4 años con el advenimiento masivo de smartphones y los bonos de datos, ya que las videollamadas (que se esperaba fuera el gran negocio de las redes 3G) no cuajaron y al final se quedo en nada, porque eran carísimas... Al punto, de que hasta la popularización de los smartphones con tarifas de datos, los ingresos que generaban las redes 3G no cubrían ni siquiera los costos de mantenimiento y actualización de las redes 3G (por eso muchas operadoras ni se molestaron es actualizar sus redes a las últimas tecnologías disponibles).
Eso si, las redes 2G eran tremendamente rentables hasta hace bien poco tiempo, ya que entre voz y SMS, especialmente estos últimos, pues los ingresos por esa parte no pararon de crecer. Pero también estos se han desplomado en los últimos años y los bonos de datos no los han compensado, especialmente en el caso de los SMS, que eran el gran negocio de las operadoras europeas (en USA por ejemplo eran y son gratis, aunque hasta 2004, creo, no se podían enviar entre clientes de distintas operadoras).
Pero lo curioso y motivo de este artículo, es que Telefónica quería acabar el año con un agujero en sus cuentas de solo 47.000 millones de euros. Pues o han cambiado de objetivo, o tendrán que vender más filiales, probablemente las más rentables porque son las que vendería fácilmente.
Hasta el próximo artículo

No hay comentarios:

Publicar un comentario